Ricoh PX, una camaleónica cámara veraniega

15 de junio de 2011
Etiquetas

Ricoh PX

No te dejes engañar por las apariencias… Éste podría ser el comienzo de cualquier típico cuento idealista, sin embargo, es la mejor frase para definir a esta cámara fotográfica compacta Ricoh PX, y será con toda probabilidad, la primera idea que cruce tu mente una vez descubras la totalidad de sus virtudes. ¡Es toda una caja de sorpresas!

A primera vista, Ricoh PX muestra una estructura muy discreta –hasta nos atreveríamos a afirmar que algo cuadriculada– a través de su cubierta, son pocas las conclusiones que podemos sacar para no desterrarla directamente e incluirla en la lista negra de cámaras fotográficas del montón. Sin embargo, debajo de esa coraza sólida y robusta, Ricoh esconde varios secretos, la sencillez de sus formas y su look casual le confieren ese toque atractivo que despierta interés y curiosidad.

Os daremos dos pequeñas pistas: está diseñada para ser un magnífico complemento para el verano y sus prestaciones no son nada insignificantes. ¿Te aventuras a explorar más a fondo esta misteriosa cámara compacta y resolver el enigma?

Ricoh PX destaca por contar con un sensor de 16 megapíxeles con procesador de imagen Smooth Engine IV, pantalla LCD de 2.7 pulgadas y zoom óptico de 5x. Asimismo, permite grabación de vídeos en alta definición (1280 x 720 píxeles), conexión HDMI y posee ranura para tarjetas de expansión SD/SDHC, siendo compatible con las memorias Eye-Fi X2.

Ricoh PX camara

Pero, de lo que más puede presumir PX es de su resistencia. Porque, ¿qué sentido tendría disponer de una cámara fotográfica con prestaciones insuperables si al más leve impacto se hiciera añicos? La solidez es un pilar fundamental en el diseño de una cámara fotográfica y la entidad japonesa Ricoh no lo ha pasado por alto: PX resiste golpes y caídas de hasta 1.5 m, salpicaduras, arañazos, es inmune al polvo e incluso… glup-glup. Así es, ¡es sumergible en agua hasta 3 metros de profundidad!

Se abre la veda a un sinfín de posibilidades para sacarle el máximo partido, que van desde ocio al aire libre hasta deportes de riesgo y aventura, incluyendo opciones para los más viajeros. ¿Quizás un crucero por el Mar Egeo, o una ruta por Petra, la ciudad de piedra?

Si no eres nada monocromático, Ricoh PX te seducirá con un surtido de carcasas intercambiables en cinco colores diferentes a tu alcance, ideal para los fashion victim, para dejar la monotonía a un lado y proteger de las condiciones adversas a nuestra férrea PX.

Ricoh PX carcasas de colores

El precio de esta cámara acuática –a prueba de balas– rondaría los 220 euros, a lo que habría que sumarle un plus de 20 euros por carcasa –difícil elección, la gama de colores es sumamente atrevida y refrescante– y estaría disponible a finales de junio. ¡Sólo faltaría que Ricoh PX cambiara de color en cada disparo!

Bajo la enmascarada filosofía: “Disfruta cada minuto a través del objetivo como si fuera único e irrepetible, sin preocupaciones extras y estés donde estés“, Ricoh parece acertar de pleno con la PX, portabilidad y funcionalidad unidas con el objetivo de simplificar la fotografía. Esta compacta de batalla resulta una solución efectiva para llevar al campo, a la playa o a la piscina, así que ve cogiendo la toalla, las chanclas y el flotador y prepárate para una buena dosis de acción. ¡Enfoca, dispara y captura tu mundo!

Más información | Ricoh
Visto en Photoscala

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información