Querer, necesitar y comprar un tablet: una visión general

2 de julio de 2011

Visión general sobre la compra de un tablet

El mercado sigue llenándose de tablets, cada vez llegan más y llegan para quedarse. Se está apostando muy fuerte en este sector, al cual llegó primero el iPad, y nos guste o no hay que reconocer que al igual que el iPhone, fue el dispositivo que comenzó la revolución del sector tablet que ahora conocemos. Seguro que muchos recordáis las críticas iniciales a este tipo de dispositivo, a caballo entre un netbook y y un smartphone. Entre ellas se podían, y aún se pueden escuchar algunas que hacen referencia a la carencia de puerto USB,  a que no cabe en un bolsillo para ser un dispositivo móvil, a que la pantalla da reflejos y a que no se puede leer como en un eBook, etc.

Aun así, el iPad sigue en cabeza y el tablet en general se está extendiendo rápidamente entre los consumidores tecnológicos, e incluso los no tan tecnológicos. Esta entrada pretende, desde un punto algo más personal a lo habitual en el blog, ayudar en lo medida de lo posible a decidir si comprar o no un tablet y si realmente lo necesitamos , o si simplemente lo queremos, ayudar a aclarar nuestra mente con conceptos que deberíamos tener en cuenta, siempre desde un punto de vista lo más arbitrario posible.

Querer un tablet

No es lo mismo querer un tablet, que necesitar un tablet. Y lo digo por experiencia propia. Estos dispositivos son relativamente nuevos, con lo cual no se han afianzado aún en el mercado ni tienen un uso claramente definido, sino muchos. Entonces, ¿por qué quiero un tablet?

Esa es la pregunta que deberíamos hacernos antes de comprarlo, ya que a veces tengo la sensación de que las necesidades realmente las creamos nosotros, bueno, con la inestimable ayuda de un buen marketing de producto. Muchos hacen de una mera y sencilla necesidad una gran compra o inversión. Hay que pensar si el gasto que vamos a hacer cubre nuestras necesidades.

Necesitar un tablet

Como comentaba antes, no es lo mismo querer un tablet que necesitar un tablet. Una vez tenemos claro que queremos comprarnos ese “algo”, debemos plantearnos el uso que creemos que le daremos. Conozco a mucha gente que se ha comprado un iPad para leer, por ejemplo, y creo sinceramente que si esa es la única razón, o la de mayor peso, habría que reconsiderar esta opción.

Un eBook con pantalla de tinta electrónica siempre nos facilitará la lectura, además de poder leer de día sin problema y no gastar tanta batería. Como la lectura, hay diversos otros motivos, como puede ser el disfrutar de nuestras series o películas favoritas mientras viajamos. Obviamente asumo que en casa usaremos otra pantalla más grande. Entonces podemos plantearnos si lo que necesitamos en realidad es un tablet, un reproductor de vídeo portátil o algún aparato que desempeñe esas funciones.

Según mi punto de vista, un tablet no es tan sólo para leer y ver películas, con lo cual os animo a plantearos para qué necesitáis un tablet. Esto ayudará a decidirse por comprar este u otro dispositivo, y si finalmente decidís compraros un tablet, os ayudará a saber qué tablet elegir.

Comprar un tablet

Una vez tenemos claro que vamos a comprarnos un tablet, deberíamos plantearnos qué características necesitamos que tenga. Si, como hemos dicho en el punto anterior, tan sólo lo queremos para ver películas o leer, igual en lugar de comprar uno con pantalla capacitiva merece la pena más comprase uno con pantalla resistiva. Esto abarata mucho la operación.

En cambio, si queremos disfrutar de una navegación web plácida y un uso eficente de diversas aplicaciones, probablemente necesitemos algo con pantalla capacitiva. Además, si necesitamos navegar siempre desde cualquier lugar nos puede interesar comprar un modelo con 3G, para poder insertar una tarjeta SIM y acceder a internet desde cualquier parte. Estos modelos suelen ser algo más caros, pero si necesitamos estar siempre conectados, o así lo preferimos, merece la pena. Hay muchos otros aspectos, pero espero que este par de ejemplos os ayude a enfocar la idea general.

En resumen, esto son tan sólo una ideas básicas que podéis usar a la hora de decidiros por un tablet. No es una guía de compra, ni una recomendación personal, para eso podéis mejor echar un vistazo a este artículo. Esto es, simplemente, otra forma de ver el mundo tablet antes de llegar a él.

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información