La Xbox cumple 10 años

15 de noviembre de 2011
Etiquetas,  ,  

La Xbox cumple 10 años

Cuando Microsoft anunció que estaba interesada en entrar y competir en el sector de los videojuegos, no fueron pocos los que se mostraron escépticos. Eran otros tiempos: una época en la que Apple estaba hundida, Microsoft controlaba casi el 100% del mercado de la computación con su famoso sistema operativo Windows, y Sony y Nintendo se disputaban la supremacía del ocio digital. Parecía imposible alterar esta distribución, por mucho que Microsoft y sus millones se empeñaran. Y sin embargo, se obró el milagro: la Xbox se lanzaba al mercado en 2001 y diez años después ya domina el sector de los videojuegos, o mejor dicho lucha por ello contra la también poderosa PlayStation de Sony.

¿Por qué Microsoft se interesó por la industria de los videojuegos? ¿Cuáles fueron las claves del éxito de la Xbox? Veámoslo:

El nacimiento de la Xbox

El inmenso éxito del sistema operativo Windows provocó un enorme interés por parte del gigante de Redmond en otros sectores tecnológicos. Su renombre y su poderío económico aseguraban ya cierto éxito, y por ello, en el año 2000, Microsoft tenía entre manos numerosos proyectos de diversa índole, entre ellos el de la Xbox.

Los verdaderos padres de la consola, y los que propusieron diseñarla, fueron los miembros del equipo DirectX (de ahí el nombre DirectX Box). Desde Japón, voces provenientes de Sony y Nintendo auguraban el éxito de las consolas de sobremesa en el incipiente sector del videojuego. Sin embargo el mercado de juegos de PC seguía disfrutando de la supremacía, y dado que el mercado del PC estaba dominado por Microsoft, ¿por qué arriesgarse con una consola nueva?

Este fue el gran debate que surgió en las oficinas de Microsoft. Muchos estaban en contra de un proyecto tan arriesgado y –a priori– absurdo. Sin embargo, el equipo de DirectX insistía en el hecho de que al PC le quedaba poco tiempo como primera plataforma de videojuegos, y que este sector era demasiado jugoso para dejarlo escapar. Bill Gates estudió personalmente la idea de la Xbox y le gustó, pese a las numerosas incógnitas que presentaba. Se desecharon multitud de proyectos, y Microsoft se centró en la consola, sacándola a la venta el 15 de noviembre de 2001.

Xbox

Las razones del éxito

Fueron varios los argumentos que consolidaron a la Xbox como una de las consolas más sólidas y prometedoras del sector. Su hardware, basado en la arquitectura x86 de los ordenadores, y su potente GPU diseñada por Nvidia convencieron a las empresas de desarrollo de videojuegos. Un hardware tan interesante permitía incrementar notablemente el resultado gráfico de los juegos, lo que siempre ha gustado a estas compañías. Además, el hecho de estar construida como un PC, permitía portar juegos de ordenador a Xbox con relativa facilidad, lo que favoreció la distribución multiplataforma de los videojuegos.

Otro gran punto a favor de la Xbox fue el famoso Xbox Live. Sin estar tan pulido como lo está en la actualidad, Xbox Live era una importante apuesta por el juego online. Ni Sony ni Nintendo habían dado un paso tan atrevido en este sentido, orientando su sistema de juego al modo offline.

Pese a estas innovaciones, Microsoft no pudo evitar que la PlayStation 2 acabara dominando esa generación de consolas. La razón fue el renombre de Sony en el sector de los videojuegos, y sobre todo la inclusión del revolucionario DVD (Xbox sólo soportaba CD). Pero el gigante de Redmond no se dio por vencido, y en 2006 presentó la sucesora de la Xbox: la Xbox 360.

Xbox 360

Xbox 360, un acierto total

La Xbox 360 fue una revolución absoluta. Su potente hardware suponía un enorme salto con respecto a las consolas de la antigua generación moviendo sistemas gráficos hasta entonces nunca vistos (salvo quizás en PC), y un soporte online infinitamente más sólido que el de la anterior Xbox. Además, la consola dejaba de ser una plataforma de juegos para convertirse en un auténtico centro multimedia, con disco duro, reproductor de música y vídeo, disquetera DVD…

En este último aspecto, Sony volvió a adelantarse a Microsoft al introducir el Blu-Ray en su PlayStation 3, dando soporte a la alta definición, haciendo de la consola un reproductor de última generación. Sin embargo, Microsoft no sufrió tanto por esto como con su primera Xbox, ya que contaba con Internet de alta velocidad para realizar las descargas de datos necesarias para los juegos más exigentes.

La llegada de Kinect en 2010 supuso un soplo de aire fresco para una consola a la que ya le empiezan a pesar los años. El famoso periférico amplió el target de la consola, envolviendo el sector familiar, un mercado que sólo Nintendo y algún juego de Sony se había atrevido a aprovechar.

El futuro de Xbox

Cada día que pasa está más claro que la actual generación de consolas está en sus últimos momentos de vida. Plenamente sobrepasados por los PC, y con la continua exigencia de las empresas de desarrollo de videojuegos que exigen una nueva plataforma para desarrollar sus nuevos títulos, Microsoft y Sony deben barajar la posibilidad de dar carpetazo a una generación que ha batido récords de ventas pero que ya no da para más. Se habla del año 2013 como fecha aproximada para la llegada de la nueva generación, pero no son más que rumores.

En cualquier caso, está claro que la entrada de Xbox en el mercado de los videojuegos revitalizó el sector, y desde entonces la consola de Microsoft se ha convertido por derecho propio en una de las plataformas más sólidas del ocio digital. No sabemos que nos depara el futuro, pero si viene de la mano de Microsoft y de la Xbox, tal y como viene ocurriendo en la última década, seguro que será positivo e innovador.

Más información | Xbox

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información