El 66% de los británicos sufre nomofobia, miedo irracional a quedarse sin su teléfono móvil

Según una encuesta realizada por la consultora OnePoll, cada vez sufrimos mayor ansiedad al estar separados de nuestros teléfonos móviles

24 de febrero de 2012

nomofobia miedo móviles

Al salir de casa, siempre procuramos revisar minuciosamente nuestra mochila o bolso, para cerciorarnos de que no nos dejamos nada. Coges el coche, el bus o el metro y llegas a tu lugar de destino. Pero, oh my God! Te das cuenta de que aún no has tenido tiempo de actualizar tu perfil en Facebook o mirar el correo electrónico. Es entonces cuando te quedas estupefacto –o literalmente de piedra– al descubrir que has olvidado el móvil.

En este momento de confusión, lapsus y cólera tenemos dos opciones. Una de ellas es darse media vuelta y salir pitando a casa para recuperarlo; la otra es hacer como si nada hubiera pasado. Error. Muchos experimentan cierta intranquilidad. Estamos tan “enamorados” de nuestros terminales móviles que si nos separamos de ellos durante demasiado tiempo, los niveles de ansiedad se disparan.

¿Cuál sería tu reacción si te encontraras en esta tesitura? Gotas de sudor resbalarían por tu frente o por tus manos. Quizás te contagiarías de la llamada risa nerviosa, fruto de querer aparentar que controlas la situación. O por llegar aún más lejos, cogerías una rabieta y patalearías como un niño de dos años.

Un llamativo estudio, que sin duda nos invita a reflexionar, ha logrado ponerle cifras a la sensación que experimentamos. La consultora británica OnePoll, en nombre de la empresa SecurEnvoy, ha realizado una encuesta para conocer hasta dónde llega nuestro temor a estar separados del teléfono móvil. Es un fenómeno que se conoce como nomofobia y está cada vez más extendido entre los usuarios.

En este sondeo se preguntaba abiertamente a los 1.000 encuestados de origen británico las emociones que les producía el hecho de estar sin móvil. Atentos a los resultados: un 66% reconoció tener un miedo atroz a estar lejos de su teléfono móvil, lo que supone un incremento de un 13% respecto a un estudio similar que se llevó a cabo hace cuatro años.

Sin ánimo de fomentar la guerra de sexos, las mujeres se mostraron más intranquilas al separarse de su terminal. Hasta tal punto que un 70% de ellas confesaron que sentían ansiedad al enfrentarse a esta situación, frente al 61% de los varones. Aunque, claro, la pregunta tenía truco. No es que las mujeres seamos por naturaleza unas desquiciadas inconformistas, es que la mayoría de los casos se trataba de hombres propensos a llevar dos teléfonos consigo. ¡Ajá! Con que recurren a un segundo terminal de emergencia. ¡Así cualquiera!

Atendiendo al rango de edad, según el estudio, los más jóvenes serían más proclives a sentir sudores fríos si no tuvieran cerca su teléfono móvil. Llamémoslo adicción o dependencia extrema, pero es más comprensible que las nuevas generaciones estén enganchadas a estos dispositivos, ya que muchos han cambiado el chupete por un smartphone de última generación.

A pie de página encontrarás todos los detalles de esta encuesta, por si sientas curiosidad de conocer otros datos, como por ejemplo, el porcentaje de personas que se molestan enervan cuando sus parejas leen los mensajes de texto de su móvil. Lo cual es sinónimo de absoluta desconfianza, o una prueba de que los celos matan.

Visto en SecurEnvoy
Fotografía | Foomandoonian

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información