3 alternativas a Windows: Joli OS, Ubuntu y Fedora

17 de noviembre de 2011

Joli OS

Soy nuevo en Linux. Mi Windows ha dejado de funcionar y ya estoy harto de formatear. Harto de pantallazos azules. De que lo bonito esté reñido con el rendimiento. Harto de que mi Escritorio esté lleno siempre, de no tener mis sistemas sincronizados. O, simplemente, quiero cambiar. Tengo claro que no quiero volver a Windows, pero no sé qué hacer. ¿A quién le pregunto? No soy ningún experto en sistemas operativos, así que necesito las cosas fáciles. Nada de terminales ni consolas, nada de código, nada de problemas raros ni que me falten drivers. ¿Te sientes identificado?

Aquí está la solución que buscas: tres sistemas operativos ligeros y potentes con corazón Linux. Joli OS, Ubuntu y Fedora. Todos con unas enormes posibilidades para cualquier usuario normal que no es informático, y fáciles de instalar y manejar sin necesidad de teclear extensas líneas en terminales ni consolas. Fácil y rápido. Potente y ligero. Esa es la definición más clara. Uno de ellos casi por completo en la nube, otro con más posibilidades para usuarios habituales de Windows y un tercero precioso y rápido, de esos que impresionan al que lo vea en tu netbook. Antes que nada, hay que destacar que estos tres sistemas tienen la posibilidad de usar varios Escritorios a la vez, con la mejora en el rendimiento al trabajar que eso implica, ya que conlleva tener siempre todo organizado. Vayamos por partes.

Joli OS

El primero es un sistema basado casi por completo en la nube, como decíamos. Joli OS es un sistema operativo que se está extendiendo rápidamente, sobre todo gracias a que no existe una versión de Chrome OS aún utilizable en cualquier ordenador, pero todo el mundo quiere probar este tipo de sistemas que no necesitan un ordenador potente para correr y con el que no tienes que depender de un disco duro. Basado en una interfaz fácil de usar y que utiliza la última versión del navegador Chromium, se diferencia de Chrome OS en la observación que hacíamos en la primera frase del párrafo: casi basado por completo en la nube.

La integración de Google Docs y Dropbox en JoliOS es absoluta

Casi, pero no del todo. Esto implica, a su vez, dos cosas: la primera es que tus datos y tu configuración son sincronizados entre ordenadores, pero no así tus archivos, excepto los que tengas en la nube. De esta forma, permite la total integración de Google Docs, o de Dropbox o de tu cuenta de Facebook, pero no de lo que guardes en el disco duro de uno de tus ordenadores, lógicamente. Además, existe una versión de navegador llamada Jolicloud (la nube de Joli) para que incluso lo puedas correr desde dentro de otros sistemas operativos, lo cual te permite tener tus marcadores más importantes en un mismo sitio, aunque el ordenador que uses no lleve Joli OS, y con sólo poner tu nombre y contraseña.

La segunda es que, al dar uso a tu disco duro y tener un núcleo Linux, tendremos acceso al archiconocido gestor de paquetes Synaptics para descargar en segundos cualquier tipo de software que necesitemos. ¿Quieres editar una imagen? ¿Necesitas un buen editor de textos? ¿Un programa educativo para tu sobrino, que viene a comer hoy? ¿O algún juego para un vicio rápido? Ahí lo encontrarás, seguro. Este es tu sistema si quieres algo rápido para un netbook o un portátil, donde trabajarás casi todo el tiempo con Internet.

Ubuntu

Vamos con el segundo. En este caso, se trata de lo que podemos calificar como un tanque. En su versión 11.10 es el eterno competidor de Windows. Ubuntu, el amigo del usuario, con la interfaz Unity recién importada de la versión de netbook y nuevas grandes ideas, como la integración de varios servicios de Google, las palpables mejoras visuales en el Centro de Software o el desarrollo de Ubuntu One. ¿Que de qué estoy hablando? Pues de que Ubuntu es un sistema operativo absolutamente sustituto de Windows y, si lo pruebas, terminarás quedándote con él en tu ordenador. De los tres que hablamos hoy, es el sistema con una instalación más larga, aunque hay que tener en cuenta el potencial que tiene.

Vista general del muro de Unity en Ubuntu 11.10, así es la multitarea

Pero ya hemos dicho que no somos expertos, sino que queremos cambiar por primera vez a Linux, así que puede que todo eso te suene a chino. Vamos poco a poco; Ubuntu, en sus últimas versiones, traía dos interfaces (una interfaz más o menos es el aspecto que tiene tu sistema) distintas: Gnome y Unity. Gnome es parecida a Windows y, por consiguiente, la que consiguió que fuese el competidor directo de éste durante tantos años. Más tarde seguiremos con esta interfaz.

Unity, por su parte, incorpora un dock (barra con iconos) a la izquierda, que aparece cuando la necesitas y desaparece cuando lo que te hace falta es toda la pantalla. Esta es la que encontraremos por defecto en el último Ubuntu. A pesar de haber sido criticada por puristas de Gnome hasta la saciedad, es cierto que es estable y, cuando te acostumbras, muy rápida. Si lo que necesitas es algo con unas grandes posibilidades de personalización o un sustituto de Windows, un sistema estable y potente para tu sobremesa o tu nuevo portátil, Ubuntu es el tuyo. Además, como comentábamos, permite una absoluta integración de tu cuenta de Google, tu lector de feeds y tus cuentas en Facebook y Twitter, muy fácilmente configurable. Ah, y que no se nos olvide Ubuntu One, 5 GB gratuitos para sincronizar tus ordenadores con Ubuntu.

Fedora

Por último, nos queda un extraño híbrido. El llamado Fedora, por su decimoquinta versión, viene de serie con esa interfaz de la que hablábamos antes, Gnome, en su nueva versión, la número tres. Largo tiempo se ha esperado a la nueva versión de Gnome, y no ha sido muy bien recibida por los usuarios habituales. No trae tantas opciones de personalización como los anteriores Gnomes ni se parece demasiado a Windows. El menú de toda la vida en la esquina superior izquierda ha sido suprimido en la interfaz por defecto y ahora el botón Super (el de Windows en el teclado) sirve para agilizar la multitarea (como se observa en la imagen), para pasar rápidamente del reproductor de música al texto que estás escribiendo y, de paso, echarle un vistazo a algo en Wikipedia rápidamente, en menos de veinte segundos. Esto significa que, en cuanto a agilidad, es el más rápido de los tres de hoy. Una vez acostumbrado a este entorno, trabajar es realmente fácil.

La multitarea en Fedora 15 con Gnome 3

De los tres sistemas que hoy comentamos, es el más vistoso a primera vista, y tal como viene por defecto. Además, la integración con el cliente de mensajería Empathy es increíble, de forma que las conversaciones aparecen como burbujas en una barra de notificaciones inferior, que desaparece cuando no hay nada importante que ver. Es intuitivo, rápido y bonito. ¿Por qué decimos que es un híbrido entre los dos anteriores? Porque mezcla la rapidez para acceder a información en Internet de Joli OS con la potencia de un buen Ubuntu. Si le das una oportunidad, te enamorarás y nunca podrás eliminar Fedora de tu PC.

Ahora, tú eliges: ¿Joli OS, Ubuntu y Fedora? ¿Cuál es el tuyo?

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información